22 de febrero de 2012

Rajoy analiza con el "premier" británico, David Cameron, las reformas 

que necesita Europa

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, abordó ayer en Londres junto al primer ministro británico David Cameron, la situación económica y las reformas estructurales necesarias para lograr el crecimiento, fomentar el empleo y mejorar el bienestar y la riqueza de los ciudadanos.
Durante la rueda de prensa conjunta que ambos mandatarios ofrecieron al término de su reunión, el presidente español recordó que es necesario actuar en cuatro frentes distintos de forma simultánea: estabilidad presupuestaria, reformas, medidas de tipo monetario y reformas estructurales en Europa.
En cuanto a la estabilidad presupuestaria, Rajoy recordó que España ha hecho recortes en los presupuestos, y que ha aprobado una Ley de Estabilidad -que irá al Congreso el próximo viernes- y grandes reformas, y hará más en los próximos cuatro años para sentar bases económicas sólidas para el futuro.

El presidente del Gobierno ha añadido que para salir de la crisis también son necesarias medidas de tipo monetario como las que está adoptando el Banco Central Europeo.

Reformas estructurales en Europa

El jefe del Ejecutivo reiteró que se necesitan reformas estructurales en Europa y muchas de ellas se "recogen fielmente" en la carta conjunta que doce jefes de Gobierno europeos han dirigido al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Mariano Rajoy aseguró que firmó la carta porque recogía esas medidas estructurales: "creo en un ambicioso proyecto de reformas y creo que es muy importante que tengamos la determinación y coraje de trabajar para ponerlas en marcha y no sólo para debatir sobre ellas", dijo.

El presidente señaló que hay que trabajar en la liberalización de los servicios, en elmercado único digital, en las interconexiones para lograr un mercado único de la energía, en investigación, innovación y Pymes. Y afirmó que hay que trabajar en la apertura de mercados globales, en el mercado de trabajo y en el sistema financiero.

Por otra parte, Mariano Rajoy confirmó que habló con el primer ministro británico sobre Gibraltar: "Hemos hablado de Gibraltar y los ministros de Asuntos Exteriores continuarán hablando en el futuro. Tenemos posiciones diferentes pero vamos a seguir hablando en el futuro".

Asimismo, el presidente ha avanzado que los ministros de Defensa y de Asuntos Exteriores y de Cooperación participarán el próximo jueves en la conferencia sobre Somalia organizada por David Cameron.

Asuntos de actualidad

El presidente del Gobierno aseguró que aún no ha recibido la carta remitida por los sindicatos instándole a negociar tras las manifestaciones del pasado fin de semana y añadió: "He hablado con las organizaciones sindicales antes ser presidente. Les pedí un esfuerzo. Todos sabemos que los agentes sociales llevan mucho tiempo hablando con los distintos gobiernos y en ese tiempo ha habido ya dos reformas que han sido poco útiles. El Gobierno tiene la obligación de gobernar".

El presidente considera que en un país donde existe un elevado número de parados, "hay que tomar decisiones", y ha indicado que estas decisiones son "justas y equilibradas y servirán para crear empleo".

Mariano Rajoy aseguró que "la reforma laboral no podía esperar más tiempo". "Nuestra legislación laboral tiene más de 30 años. No podemos anquilosarnos en el pasado, el mundo ya no va por ese camino hay que competir. Esperar un cambio sustancial en los objetivos o en la regulación, no quiero engañar a nadie, no sería bueno para España".

Preguntado por los últimos acontecimientos en Valencia, aseguró: "En este momento España, como otros países de la UE, está viviendo una situación difícil y compleja. El Gobierno está adoptando muchas decisiones de forma equitativa que afectan a mucha gente. Es un momento difícil y lo mejor para España es que todos tiraran del carro. Es la hora de la serenidad y de la responsabilidad. No podemos dar una imagen fuera que no es la de nuestro país." Mariano Rajoy reconoce que todo el mundo tiene derecho a manifestarse, pero todos deben entender que la Policía y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, tienen unas funciones que cumplir. "Si todos actúan con mesura y con sentido común este tipo de cosas  no se volverá a repetir, porque no conviene a España".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada