10 de agosto de 2012


Empleo juvenil: cómo promoverlo

El Día Internacional de la Juventud – que se celebra el 12 de agosto – centra la atención sobre los desafíos apremiantes que enfrentan los jóvenes. OIT Noticias analiza las prácticas que pueden contribuir a superar el problema del desempleo juvenil.

Analísis | 9 de agosto de 2012
GINEBRA (OIT Noticias) – La promoción del empleo juvenil se ha convertido en una prioridad para muchos gobiernos en momentos en que 75 millones de jóvenes a nivel mundial no encuentran trabajo.

La OIT ha advertido sobre el riesgo de una generación de trabajadores jóvenes que quedará “marcada” por los altos niveles de desempleo, la creciente inactividad y el trabajo precario en los países desarrollados, así como un nivel alto de trabajadores pobres en el mundo en desarrollo.

El Día Internacional de la Juventud, que se celebra todos los años el 12 de agosto, busca llamar la atención sobre temas que afectan a los jóvenes. Es también una oportunidad para destacar algunas de las políticas y prácticas que pueden ayudar a abordar la crisis del empleo juvenil.

Garantías para jóvenes

Los programas que garantizan que los jóvenes tengan acceso a un empleo, educación o formación han dado buenos resultados en un número de países.

En Finlandia, se estima que la tasa de éxito del sistema de garantías a los jóvenes supera el 80 por ciento. Durante los primeros tres meses de desempleo, los jóvenes inscritos en este programa deben recibir una oferta de empleo, educación académica, formación profesional u otras medidas dirigidas a mejorar sus perspectivas de trabajo.

En otros países estos programas se concentran más en incrementar el nivel educativo a fin de mejorar la futura empleabilidad de los jóvenes. En Nueva Zelandia, la iniciativa Garantía para jóvenes tiene por objetivo facilitar la transición entre la escuela, la educación superior y el trabajo. Lo hace facilitándoles el acceso al estudio a jóvenes de 16 y 17 años que no siguen programas de formación.


Educación y formación profesional


La educación y formación técnica y profesional (EFTP) puede desempeñar un papel central en la preparación de los jóvenes para el trabajo, siempre y cuando los programas reflejen las necesidades del mercado laboral. Diversos países han emprendido reformas a fin de que los programas se adecuen más a las demandas actuales del mercado laboral.

En China, más de 3.000 “escuelas para trabajadores capacitados” ofrecen cursos de formación profesional básica. Cerca de 95 por ciento de quienes terminan los estudios – en 1998 se graduaron casi 400 millones de jóvenes – encuentran trabajo.

Vietnam está diversificando el sistema de formación profesional para incluir programas de formación a tiempo completo y a ritmo periódico, programas itinerantes y programas de formación en empresas y aldeas donde se practican oficios tradicionales. Estas últimas son pequeñas comunidades cuyos habitantes trabajan juntos en la fabricación de productos específicos.

El sistema dual – que combina la educación escolar con la formación y el aprendizaje en la empresa – es característico de Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, y más recientemente deNoruega. Dinamarca y Suiza se encuentran entre los países OCDE que tienen tasas de desempleo juvenil más bajas, mientras que Austria se sitúa muy por debajo del promedio OCDE.

Anticipar las necesidades de calificaciones


Anticipar la necesidad de competencias es un elemento fundamental de las estrategias de formación y desarrollo de calificaciones.

La Comisión para el Empleo y las Competencias Laborales del Reino Unido ofrece información sobre el mercado laboral y asesora el Gobierno en materia de políticas de calificaciones. Es un organismo público constituido por representantes de empleadores, sindicatos, gobierno y la sociedad civil.

El modelo de crecimiento sostenido de la República de Corea ha sido atribuido en parte a una estrategia de desarrollo de competencias dirigida por el Gobierno, a fin de garantizar que la industria encuentre la mano de obra que necesita. La inversión en una fuerza de trabajo instruida y altamente calificada ha sido una parte integral de una estrategia que propicia la adopción de nuevas tecnologías.

Programa ampliado de obras públicas


Sudáfrica tiene una tasa de desempleo juvenil del 50 por ciento, además de niveles elevados de pobreza y competencias profesionales inadecuadas. En 2004, el gobierno introdujo el Programa Ampliado de Obras Públicas (EPWP) a fin de apoyar el ingreso de las personas mediante el trabajo temporal.

El programa contribuye a desarrollar calificaciones valoradas en el mercado laboral y capacidades empresariales entre los sectores marginados de la sociedad. En 2010-11, creó unos 200.000 empleos a tiempo completo, la mitad de los cuales fueron para jóvenes. El gobierno recibe apoyo técnico de la OIT para la elaboración e implementación del EPWP.


Subsidios salariales

Los subsidios salariales y otros incentivos fiscales –como la exoneración temporal de la seguridad social– para los empleadores que contratan jóvenes pueden facilitar la transición de la escuela al trabajo.

En Francia e Italia, se otorgan incentivos fiscales a los empleadores que contratan y proporcionan formación en la empresa a los jóvenes. Los subsidios salariales son más eficaces cuando son elaborados para abordar las desventajas específicas que los jóvenes enfrentan en el mercado laboral y cuando se conceden por un período de tiempo limitado.


Las reformas que facilitan la transición al empleo formal


Después de la crisis económica que estremeció el país en el primer decenio del 2000, el Gobierno de Argentina emprendió una serie de reformas para abordar el elevado nivel de informalidad. Estas medidas incluyeron la adopción de una ley que establecía la reducción de las cotizaciones a la seguridad social durante los primeros 12 meses para el personal recién contratado.

También se adoptó una ley que preveía sanciones para las empresas que explotaran a los aprendices y a los trabajadores jóvenes. Se introdujeron además medidas para combatir la informalidad en las profesiones donde esta práctica es más frecuente. Por ejemplo, se simplificó el registro de los trabajadores domésticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada