3 de junio de 2012


Es tiempo de reconsiderar las políticas para abordar la crisis económica, afirmó el Director de la OIT

En su discurso de apertura de la 101.a Conferencia Internacional del Trabajo, el Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somavia, destacó la crisis del desempleo juvenil, los pisos de protección social, Myanmar, la situación de los trabajadores en los Territorios Árabes Ocupados, la crisis de la eurozona y los derechos fundamentales del trabajo.

Noticia | 30 de mayo de 2012
Director General Juan Somavia
GINEBRA (Noticias de la OIT) - “Tenemos una agenda que se dirige al corazón de las inquietudes e inseguridades de nuestras sociedades: empleo juvenil, protección social y derechos en el trabajo”, dijo Juan Somavia a los cientos de delegados, incluyendo a representantes de gobiernos y dirigentes de las organizaciones de trabajadores y empleadores de los 184 Estados miembros de la OIT.

“La Conferencia se reúne en tiempos difíciles y llenos de incertidumbre para todos, en particular para los trabajadores, las pequeñas empresas y los presupuestos de los gobiernos”, agregó.

La OIT estima que el mundo necesita entre 45 y 50 millones de nuevos empleos al año durante los próximos cinco años sólo para regresar a la situación anterior a la crisis de 2008.

“Estamos en una coyuntura crucial y la crisis nos ofrece la oportunidad de cambiar el curso. Considero que la OIT tienen un papel decisivo en aprovechar las oportunidades que se presentan”, señaló Juan Somavia. El Director General definió las políticas que están siendo adoptadas en la eurozona como extremadamente preocupantes para la OIT.
(Vea el artículo: "Eurozona: “Políticas extremas podrían generar reacciones extremas”).

Al hablar de los desafíos que los jóvenes enfrentan en todo el mundo, Juan Somavia dijo: “Desde hace algún tiempo hemos estado fallando a nuestros jóvenes, mujeres y hombres”. De acuerdo con Somavia, “hay poca solidaridad intergeneracional cuando la generación de adultos que elabora las políticas permite que la joven generación soporte una parte pesada de la carga de las crisis”.

Cuando se refirió a la posibilidad que sea adoptada una Recomendación sobre pisos de protección social por la Conferencia, Juan Somavia lo definió un compromiso para una sociedad decente, una plataforma que permite que cientos de millones de mujeres, hombres y niños progresen sobre una base firme”. También destacó el impacto positivo que el piso podría tener sobre la economía.

Juan Somavia advirtió que con una recuperación mundial débil y frágil, el respeto de los principios y derechos fundamentales en el trabajo se encuentran bajo una gran presión, y destacó el papel de estos principios y derechos en mantener el vínculo entre el progreso social y el crecimiento económico. Hizo un firme llamamiento a favor de un mayor respeto de estos principios y derechos los cuales “en la actualidad son aceptados universalmente como reglas básicas del juego para el mundo del trabajo”.

El 14 de junio, Aung San Suu Kyi, Presidenta de la Liga Nacional para la Democracia (NLD) se dirigirá a la Conferencia.

“El año pasado ella envió un vídeo. Este año nos honra con su presencia. Esto refleja que hay en curso algunos cambios políticos, los cuales deberíamos celebrar y debemos aprovechar y extender las oportunidades que estos representan”, declaró el Director General de la OIT, Juan Somavia.

El Director General se comprometió además a continuar “la labor con nuestros mandantes palestinos a través de políticas y programas concretos, a medida que ellos construyen un Estado Palestino totalmente viable”.

La Presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla Miranda, participó en la jornada inaugural de la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) donde afirmó que el trabajo decente puede desempeñar un papel de gran importancia en fortalecer las economías afectadas por la crisis.

“Es evidente que el trabajo decente debe estar al centro de las políticas macroeconómicas financieras y de crecimiento, en particular dentro del contexto de la crisis y como parte del Programa de Trabajo Decente”, dijo ante la Conferencia anual en Ginebra”.

La 101.a reunión inició con la elección de la Mesa de la Conferencia. Rafael Francisco Alburquerque de Castro, Vicepresidente de la República Dominicana, fue elegido Presidente. La Conferencia eligió como Vicepresidentes: Blaise Matthey (Empleadores) de Suiza, Francis Atwoli (Trabajadores) de Kenya, y Rajab Sukayri (Gobiernos) de Jordania. Cerca de 5.000 delegados solicitaron acreditación para asistir a la Conferencia.

Cada Estado miembro tiene derecho a enviar cuatro delegados a la Conferencia Internacional del Trabajo: dos del gobierno, uno de los trabajadores y uno de los empleadores, cada unos de ellos puede hablar y votar de manera independiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada