26 de enero de 2012

Justificado el despido disciplinario del abogado que captaba clientes para su propio despacho

Una Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha confirmado el despido disciplinario de un abogado que realizó gestiones de captación de clientes para su propio despacho, ante su inminente salida del bufete donde todavía prestaba sus servicios.
La sentencia del Juzgado de lo Social ahora confirmada, además, avaló el ejercicio delpoder de dirección de la conocida firma de abogados en orden a la investigación interna de las actividades tendentes a esta captación “ilegítima” de clientela en la que, el letrado despedido, utilizó los medios informáticos del centro de trabajo para organizar “otra actividad externa”.
Se desestima, así, el recurso interpuesto por el abogado despedido en el que se alegaba la posible vulneración de la intimidad y el secreto de las comunicaciones, aspectos éstos también desestimados por la Sala de lo Social del Tribunal Superior madrileño, confirmando el despido por la “transgresión de la buena fe contractual” y por “abuso de confianza”en el desempeño de las tareas asociadas al puesto de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada